Barings participa en proyecto eléctrico NG Power lleno de corrupción

Barings bajo sospechas de corrupción

La compañía InterEnergy Group, de la que es socio Barings (empresa de gestión de inversiones internacional), retomó el proyecto de la construcción de una planta para la generación de energía a base de gas natural licuado, pese a que la misma tiene innumerables irregularidades y procesos judiciales pendiente, por eso Panamá NG Power no pudo ejecutar la megaobra y vendió con todas estas anomalías a las nuevas empresas involucradas en el oscuro caso.

Dicho proyecto está bajo sospechas de corrupción ya que el mismo desde su inició cargó con inconsistencia y acciones ilegales empezando por la forma que se dio el acto competitivo, en el cual solo acudió un proponente en este caso Panamá NG Power, que se benefició con adendas de último momento que coartaron la participación de las demás compañías interesas en el proyecto, por lo que lleva años siendo denunciado.

Barings bajo sospechas de corrupción por oscuro caso NG Power

Anuncio de la reactivación del Proyecto eléctrico causó preocupación

Siendo esta una de las inversiones más importantes para Panamá, el anuncio de la activación del proyecto se conoció de manera inesperada mediante información de prensa y televisión de la Presidencia de la República, acción que causó preocupación por la manera informal que se dio la noticia de esta importante obra.

Diversos sectores que hacen vida en el país muestran incertidumbre, porque han transcurrido varias semanas desde el anuncio y aún no se conocen detalles de la operación, ya que tanto los socios, como el mismo gobierno panameño no ofrecen información detallada, pese a las diversas solicitudes de los medios de comunicación y la ciudadanía que tienen el debido derecho de estar correctamente informados al ser un proyecto de interés público.

Barings bajo sospechas de corrupción al ser parte de oscuro caso NG Power

José Dapelo socio principal de este proyecto Panamá NG Power, vendió las acciones a Interenergy Group, que es socio de la empresa Barings, rodeado de innumerables casos de corrupción y polémicas en estos últimos años. Entre ellos, se salpico con el caso del Exministro de la Presidencia de Panamá, Demetrio Jimmy Papadimitriu, durante el mandato de Ricardo Martinelli (expresidente detenido en los Estados Unidos y extraditado a Panamá). En esta oportunidad Panama NG Power se vinculó con el funcionario que utilizaba bancos en Andorra para mover 16 millones de dólares procedentes de sobornos por 45 cuentas bancarias, movimientos en los que participaron empresas que fueron utilizadas por la constructora brasileña Odebrecht.

Esto generó como consecuencia que en el 2018 el Servicio Nacional de Migración prohibió la entrada a Panamá al empresario José Dapelo y le retiró su permiso de residencia por su relación con el caso.

Otro conocido caso de corrupción que involucra al empresario, es el de Petroecuador y el Consorcio Gran Colombia, en la que la empresa Ecuavital de José Dapelo se benefició de cuantiosos contratos de manera irregular. Según uno de los testigos en el caso, el Presidente de Ecuador, Rafael Correa, llamaba a José Dapelo el “gánster”.

Falta de transparencia y legitimidad des de sus inicios

Por otra parte el proyecto siempre ha mostrado falta de transparencia y legitimidad en un proceso de oferta pública y acto competitivo totalmente irregular como se conoció mediante la información publicada en medios de comunicación

Además, incumple la legislación ambiental, tiene un Estudio de Impacto Ambiental categoría II cuando le corresponde uno categoría III por su tamaño y alcance. Todas estas irregularidades han ocasionado la apertura de casos ante la justicia, que aún permanecen abiertos.

Por otra parte, el proyecto repercute en la economía del país al ser causante del incremento de la tarifa electricidad lo que afectaría directamente a los consumidores.

Barings, una empresa de gestión de inversiones internacional, es propiedad de Massachusetts Mutual Life Insurance Company (MassMutual). InterEnergy Group tiene también como socios a IFC (del Grupo Banco Mundial), fondos de inversión como BasicEnergy (fundado por Rolando González Bunster) o Portland Private Equity.

A InterEnergy Group y sus socios de Barings, no les importan contaminarse del olor a corrupción que envuelve este oscuro caso, hasta el punto de invitar al Estado Panameño al consorcio, para asegurarse un rápido proceso administrativo, pese a las enormes irregularidades que involucran al proyecto.